jueves, 1 de junio de 2017

ENTREVISTA PARA "CARA" (JUN'17)




[Galería]

Sobre El asedio de Jadotville:
"Todos estuvimos en Johannesburg durante tres meses, y afortunadamente yo tenía a mi esposa, y a mi única hija por entonces, allí. Todos esos otros chicos, sin embargo, estaban encerrados en ese hotel en Jadotville durante tres meses, la mayoría irlandeses. Y ya puedes imaginarte las escenas... Había algunas mujeres allí, y si una estaba acercándose, los chicos la rodeaban, y yo estaría como 'chicos, relajaos' (risas). Todo el mundo se movía hacia ellas, como si fuera una especie de enjambre. Yo estaba tan feliz de volver a casa con mi mujer." (pág. 40)
"Contar esa historia sobre el soldado (Pat Quinlan) fue muy importante porque nadie la conocía. Una de las cosas que me encantan sobre ser actor es que, desde que hicimos esa película, todos los hombres - con sus setenta y ochenta años- de esa compañía de Jadotville que aún viven, han sido reconocidos y les han dado honores militares. Tuvieron sus ceremonias y estuvieron en la Premiere de Dublín, todos estaban llorando, y si no hubiéramos hecho esa película, no habría pasado y me siento realmente bien sobre eso." (pág. 42)

Sobre su vida personal en los Cotswolds:
"Nosotros realmente elegimos vivir una vida tranquila. Abrimos nuestras puertas y solo hay ovejas y corderos, esa es la elección que hicimos." (pág. 40)

Sobre el final de Cincuenta Sombras:
"Es triste terminar, pero está bien mirar hacia delante." (pág. 42)

Sobre los paralelismos de interpretar a Paul Spector y a Christian Grey:
"Creo que cada personaje debería ser tratado como un nuevo comienzo y deberías ver al hombre. Admiré totalmente a Pat Quinlan. Pero con The Fall, no creo que nunca haya hecho un trabajo que me haya hecho cuestionarme tantas preguntas sobre mí. La mayoría de los asesinos en serie fueron abusados siendo niños - excepto, raramente, Ted Bundy, de quién hice mucha búsqueda y tuvo una infancia muy feliz. Afortunadamente no sé cómo es esa experiencia, pero tuve que ponerme en ese lugar durante cuatro años y medio interpretando a ese personaje. Nunca puedes perdonar las acciones de cómo alguien se comportó, pero debes permitirte tener una comprensión de ello, creo. Y estar agradecido de que eso está a un millón de millas de cómo reaccionarías tú." (pág. 44)

Sobre la influencia de ser padre durante el rodaje de las escenas entre Paul y Olivia en The Fall:
"Encontré eso más fácil de hacer en la segunda y tercera temporada, habiendo tenido mis propios hijos. Hay una escena - una horrible - en la que estoy lavando un cádaver en el baño, y estoy pintándole las uñas. En el mismo día también tuvimos una escena de baño donde estoy lavando el pelo de mi hija en la serie. Eso fue tan horrible. Estaba lavando el pelo de esa pequeña niña y Allan, quién creó The Fall, vino y dijo '¿nunca has lavado el pelo de una niña pequeña antes?', y yo contesté 'no, ¿qué estoy haciendo mal?'. Él dijo que yo lo estaba haciendo realmente agresivo, y pensé que quizá no estaba preparado para ser padre" (risas). (pág. 44)

Jamie también bromea sobre idear un plan B:
"Todavía me aferro a la idea de que voy a practicar deporte profesionalmente o algo cuando la actuación se me termine" (sonríe). (pág. 44)

Sobre su fama en Hollywood:
"Ser irlandés nunca es perjudicial, y puede abrirte puertas. A las personas normalmente les gustan los irlandeses, pero tú todavía tienes que demostrártelo cada vez. Siempre estoy encantado de ver a gente como Jason O'Mara, Tim Murphy y Victoria Smurfit cuando estoy en Los Ángeles, y nos animamos los unos a los otros, sin importar qué papel estemos interpretando. Es un negocio duro, pero siempre estoy encantado de ver a algunos de mis compañeros Paddies (irlandeses) haciéndolo bien y creo que es lo mismo para ellos." (pág. 44)