jueves, 12 de enero de 2017

ENTREVISTA A JAMIE Y DAKOTA PARA "PARIS MATCH"

Primero fue un fenómeno literario. Publicado en Francia en 2012, "Fifty Shades of Grey" se convirtió en un bestseller antes de que saliera. E.L. James fue capaz de convertir un arlequín-romance en erotismo. No tiene nada que ver con Sade, Houellebecq o literatura erótica del siglo XVIII. El único punto de la saga ha sido llevar a la gente a las librerías, luego a los cines, cuando la película fue estrenada el 11 de febrero de 2015. 
Ya que Hollywood siempre ha sido bueno cogiendo historias populares y convirtiéndolas en éxitos de taquilla, la película fue un éxito, como era de esperar, asegurando al mismo tiempo el lanzamiento de una saga de películas. Es por eso que Dakota Johnson y Jamie Dornan se reúnen con periodistas de todo el mundo en el enorme y oscuro estudio de Universal Studio para promover "Fifty Shades Darker". Ella, al igual que su personaje, fría y distante. Él, un hombre británico encantador y bien educado.



Paris Match: La primera película fue hecha de sexo, humor y dominación. En este caso, Anastasia parece tener poder sobre Christian.
Dakota: Dado el final de la primera película, es importante que ella tome el control de su historia. Si Christian quiere estar con ella, es según sus condiciones. Pero, por supuesto, su relación evolucionará. Anastasia no se compromete necesariamente, pero hará sacrificios por él. Igual que él.

¿Es una historia de amor o una batalla entre dos egos?
Jamie: ¡De amor! Esta es la esencia tanto de la película como de la novela. "Cincuenta Sombras" no es una batalla de egos, sino la historia de dos personas que buscan la mejor forma de amarse. Las películas hacen justicia a los libros, permanecen suficientemente cerca de su contenido.

Las películas tienen un poco más de humor. Anastasia es mucho más divertida en el cine que en las páginas de la novela, ¿no?
Dakota: Es un personaje bastante fuerte.
Jamie: Pero tú eres probablemente quien le dio esa fuerza, su fuerte carácter, su humor.
Dakota: Tal vez... Sí, me pareció bastante divertido, pero no todo el mundo había percibido al personaje a esta escala.
Jamie: ¡Y veréis que en la segunda película este rasgo del personaje está más desarrollado! (risas)


¿Cómo veis a vuestros respectivos personajes?
Jamie: ¡Ja, si lo supiéramos! Lo hablamos constantemente, entre nosotros y con el director. Pero no me siento como un hermano mayor que da consejos a su hermana pequeña. Solo intentamos estar en la misma onda constantemente.

Estos dos papeles requieren que tengas una verdadera intimidad sexual. Para que esto sea posible, ¿tenéis que ser amigos en la vida?
Dakota: Tenemos una relación muy especial. Soy amiga íntima de la esposa de Jamie, sus hijas, es alguien de quien me preocupo profundamente. Hay muchas franquicias de Hollywood, pero en mi opinión, esta es la única donde los actores han sido capaces de desarrollar una verdadera amistad. Puesto que estamos en el set todos los días, hubiera sido difícil si no hubiera sido el caso.

¿Mantenéis esta amistad fuera del set?
Jamie: No necesariamente. Cuando estamos en el set son trece horas al día. ¡Así que tenemos mucho tiempo para conocernos! (risas). Eso crea vínculos y recuerdos. Mucha gente puede pensar que esto es solo una película, pero esta amistad nació con bastante facilidad. Tuvimos el mismo enfoque para nuestros papeles, y hemos sido capaces de reír sobre ello, especialmente después de algunas escenas muy intensas... Ahora somos muy íntimos. Hemos pasado por el éxito juntos, al igual que por tiempos difíciles.

Estábais en Niza para el rodaje de la película en el momento del ataque terrorista.
Jamie: Yo estaba allí con mi familia, el equipo estaba en Mónaco. Estábamos durmiendo cuando el ataque se produjo, porque mis hijas aún son muy pequeñas y nos fuimos a la cama temprano. Durante la noche recibí muchas llamadas para comprobar que estábamos sanos y salvos.
Dakota: Yo todavía estaba despierta. Esperé lo más tarde posible para ver si el equipo estaba bien. La información llegó a cuentagotas... Fue un evento terrible y doloroso. Nos habría gustado quedarnos para ayudar a Francia, y no sorprender a la gente pasando con un gran equipo de Hollywood solo para trabajar. Como joven americana nunca había vivido tan cerca el terrorismo. Me pasaba horas viendo la televisión, leyendo los periódicos.

Al día siguiente, ¿cómo pudísteis retomar como si nada los disfraces de Señor Grey y Señorita Steele?
Dakota: Pero sucedió. Preguntamos a todos los franceses que trabajaban en nuestro equipo si teníamos que parar el rodaje, por respeto. Todos nos pidieron que continuáramos, que volviéramos a trabajar para no entrar en el juego de los terroristas.

¿Cómo veis la continuación de vuestras carreras? Uno de los riesgos es identificaros como vuestros personajes incesantemente...
Dakota: Personalmente no me importa, y no creo que siempre me vean como Anastasia.
Jamie: Yo también creo que voy a poder despegarme del personaje. ¿Cuántos actores antes que yo han tenido papeles muy emblemáticos y después hicieron más? El verdadero problema sería no ser capaz de interpretar personajes tan fuertes. El reto en Hollywood es continuar trabajando, encontrar buenos proyectos, esos que las personas quieren ver.


Jamie, escoges papeles asombrosos: rodaste con el director Alexandre Aja "La novena vida de Louis Drax". Un proyecto bastante pequeño...
Jamie: Es diferente de las franquicias de Hollywood, de hecho. No es el mismo presupuesto, ni las mismas apuestas, y necesito este equilibrio entre los proyectos íntimos y las grandes producciones. Realmente también quiero estar en una serie de televisión otra vez, en las que se puede, en términos de escritura, permitirse más cosas que en una película convencional. En cierto modo, esta libertad que ahora tengo se la debo a Christian Grey.
Dakota: "Cincuenta Sombras" es una verdadera plataforma para nosotros. Estas películas nos permiten estar expuestos. En lugar de encasillarnos en un papel como usted sugiere, nos está abriendo nuevas puertas.

Hoy en día, cualquier cosa que hagas, estás viviendo tu vida seguido por paparazzis. ¿Sin dolor no hay ganancia?
Jamie: No me importa, hago como si no existieran. Nunca he estado interesado en la vida de los demás, así que vivo con normalidad. Cuando una multitud se reunió en París frente a la Ópera Garnier porque estábamos rodando allí, es mi vida en ese preciso día. Al día siguiente, sigo adelante. Mi vida diaria no es hacer una película en París. Solo son unos cuantos días al año. Más aún, este tipo de "incidente" es extremadamente raro.
Dakota: Yo también intento vivir lo más normalmente posible. Es cierto, mis padres son famosos, pero tengo muchos amigos que no son de la industria. Y sí, cuando asisto a una Premiere, presto atención a lo que llevo puesto. ¡Pero cuando voy de compras, no me importa en absoluto! (risas)
Jamie: Cuanto más piensas en estas cosas, más loco te vuelves. Es mejor tratar de llevar una vida normal.
Dakota: Y sería tan aburrido tener que pensar todos los días lo que debes hacer, lo que debes decir...

¿Así que la fama y ser reconocido no es un problema para ti?
Jamie: Está bien. Quizás seamos capaces de lidiar con ello mejor que otras personas. Vivimos en el campo, donde pocas personas están interesadas en el Señor Grey. Atraería más atención si me pasara cinco noches a la semana en los clubes de Nueva York. Este tipo de cosas eran divertidas a los 21 años. Pero ahora, a los 34, ya no.

Jamie, formabas parte de una banda de rock en Inglaterra. ¿Fue su éxito lo que te llevó a hacer películas?
Jamie: (risas) Era una banda de colegas que empezamos cuando teníamos 17 años, sin pensar en nada más. Mucha gente alrededor de nosotros habría querido explotarnos, pero la aventura llegó a un fin repentino.
Dakota: Me cuesta imaginarte en una banda de rock... (risas)

Algunos críticos han comparado "Cincuenta Sombras" con una mezcla entre "Cenicienta" y "Blue is the warmest colour". ¿Estáis de acuerdo con eso?
Dakota: Ja, me gusta bastante. Pero, ¿cuántas personas realmente dicen eso? De todas formas, este es el tipo de comentario que me parece muy halagador. ¡Estoy bien con eso!
Jamie: Me gustan esas películas, así que estoy bien con eso también. Por una vez...

[Entrevista completa publicada en el número 3530 de la revista "Paris Match" (12-18 de Enero)]