jueves, 1 de diciembre de 2016

ALLAN HABLA DE JAMIE Y EL FINAL DE "THE FALL"

El creador Allan Cubitt, indaga en los destinos de Spector y Gibson


Nos vamos a centrar en el final, pero para empezar:
¿Cuándo te diste cuenta de que el hecho de que Paul diga que no puede recordar nada después del 2006 iba a ser el marco de la historia de la tercera temporada?
Siempre lo tuve en mente cuando le daba vueltas a qué tipo de trauma podría sufrir como resultado del tiroteo (en el capítulo final de la segunda temporada) y qué sería lo mejor que se podría hacer para complicar la situación desde el punto de vista de Stella una vez más.

Está claro que la gente tiene opiniones diversas sobre si la amnesia de Paul era real o no. Al final me imagino que te encanta el hecho de que los espectadores le den vueltas a todo eso, ¿pero tú qué piensas?
Considero que el final es tremendamente autodestructivo. Está lleno de la naturaleza destructiva del propio personaje, pero no hay duda alguna de que él sigue siendo igual que siempre, ¿me entiendes? No es como si hubiese cambiado en ese aspecto, y en parte debe enfrentarse a esos rasgos de su carácter que siempre han sido más fáciles de distinguir, como lo son su inteligencia y su aparente encanto y demás, y cómo todo eso afecta a la gente que le rodea.
Es imposible fingir esos síntomas cuando recobra la consciencia, así que sí que está realmente confundido, y puede que todo eso siente las bases de una amnesia en los primeros momentos, pero yo creo que finge prácticamente todo el tiempo.
Se comporta acorde a la predicción que hizo Spector durante la segunda temporada, cuando le dice a Katie, “Ser un asesino en serie es una forma lenta de llegar al suicidio”. Le dice, “No es mi estilo”, pero creo que cualquiera que se lanza a una espiral criminal de este tipo sabe que tiene todas las papeletas para que todo eso le acabe llevando a la muerte.

La mirada que Spector le dedica a Stella justo antes de agredirla es completamente escalofriante. ¿Se tardó mucho en rodar esa escena?
No, fue algo que Jamie improvisó en esa toma, pero no estaba en el guión. Hay una mirada parecida con anterioridad, pero también está la forma en la que la observa mientras ella camina, cuando él la sigue con la mirada brevemente. Sabía que estaban las dos cosas, pero no le pedí a Jamie que las hiciese, él se limitó a improvisar en aquel momento. Creo que Jamie es un actor maravilloso, y son cosas que le salen espontáneamente. La mirada en aquel momento es fantástica porque es muy compleja- se siente derrotado, descubierto, pero también se muestra desafiante, y es escalofriante por la frialdad y el desprecio.

¿En qué momento, en tu mente, Paul decide quitarse la vida? ¿Es algo que queda sellado cuando el Dr. Lawson (Krister Henriksson) le dice que su patología es tratable pero no curable, y que necesitaría aprender a manejar sus sentimientos y a no reaccionar de esa forma ante los mismos?
Es una pregunta muy interesante, ¿no crees?, porque, como he dicho, creo que es un final inevitable para el personaje. Quería que la audiencia pensara que tal vez estaba intentando escapar. En la primera visita a la consulta de Larson, al ver esa consulta oscura y cerrada, no es tan obvio, pero claro, Larson cae en la trampa. Spector había visto la bolsa de plástico en la taquilla donde Larson guardaba las llaves, y de ahí cogió la idea…
Sí, seguramente hay un momento en el que cree que le han pillado. Soy consciente de que, en realidad, una vez más, unos cuantos de tipos como Spector, llegado el caso, se suicidan porque quieren seguir manteniendo cierto control de la situación, aunque éste sea un control totalmente autodestructivo. El deseo de controlar la situación, de evitar que Gibson consiga su propósito: ella está desesperada por que se haga justicia, está deseando llevarle frente a los tribunales, que le condenen, que pase el resto de su vida en la cárcel. Y, como te comentaba, algunos asesinos piensan: “No te voy a dar ese gusto”. Incluso porque, como en este caso, eso significa quitarse la vida, él controla la situación.
En algun momento de su charla con Larson él se da cuenta de que ha llegado su final de alguna manera, y todo cobra el mayor de los sentidos en la escena del poema (“There was a man of double deed”). Esa “doble hazaña” es como una sentencia de muerte para ambos, para Paul y para Mark Bailey, aunque, evidentemente, Mark no lo sabe. Es un último acto de destrucción, uno odioso, tanto por la crueldad y el sentido del asesinato de Bailey como por su propio suicidio.

Hay un instante cuando Paul se está muriendo cuando parece que quiere levantar el brazo como si quisiera evitar su muerte.
Creo que sí, que hay algo de eso. No que a lo mejor quisiera evitar morir, pero sí que imagino que siente eso de “Madre mía, es el final”. Supongo que mucha gente siente algo así cuando se está suicidando, tiene que haber un momento así. La gente que ha sobrevivido a intentos de suicidio a menudo ha comentado que hay un momento en el que te das cuenta de que en realidad quieres seguir con vida.

[Fuente: Yahoo]